martes, 17 de agosto de 2010

Seguimos ...17 agosto 2010 Y más recuerdos de 1956....La trenza

17 AGOSTO 2010
Creo que Ibiza es una mujer que fue niña en los años 30,40,jovencita en los 50, 60,mujer amante madre y esposa en los 70 y 80 Y en los 90,2000, vieja.  Ahora a punto de entrar en la senectud Es como aquellas señoras que al caer la tarde se sientan en el Montesol al final de Vara de Rey viendo pasar la vida ,bien vestidas;cargadas de recuerdos ,joyas, y lamentablemente también de arrugas por mucho que se empeñen en disimular, bajo toneladas de maquillaje. Sin embargo pese a esa decadencia, aun son muy hermosas, muy bellas, muy dignas.....
Ibiza siempre me ha parecido eso: !Una mujer hermosisima!
Dalt Vila esta quedando !Preciosa! bajo ese maquillaje  bien administrado que este año le han dado.Se puede pasear por sus callecitas ,bien arregladas y decoradas,bien lavada su cara con planes de futuro.....y novísimas ilusiones de agradar,de coquetear con todo el que llegue nuevo, o viajero reincidente Ibiza es una mujer ,que sabe entender a todo el mundo.

VERANO 1956 LA TRENZA
Cuando llegamos aquel verano, las mujeres iban vestidas de negro, con el típico traje ibicenco. A mí enseguida me parecieron muñequitas que se reflejaban en las paredes encaladas de cualquier casa . Había tanta luz y era todo tan blanco, y....! eran todas ellas tan cariñosas conmigo!
-¿On va aquesta al-lotta tan maca?-me decían.Yo no las entendia
Olian a higueras, tomates,delantales recién lavados con mucho jabón .Y me querían, me querían muchisimo. Creo que las acepte antes que mi madre, y que las quise al instante de verlas, subiendo a un carro, o ordeñando una cabra o matando un conejo, o simple mete al ir  caminado contra el blanco encalado de sus casas, o extrayendo agua del pozo , de cualquier pozo , o cuando las cigarras cantaban y yo las veía descansar dando cabezaditas sentadas a la sombra,de cualquier higuera
De los hombres casi no me acuerdo !Tenía bastante con mi padre,al que adoraba!
Pero las mujeres si, aquella vestimenta me fascinaba. Era tan diferente a la que usaban las mujeres que conocía en Barcelona.....
Aquel verano mi mundo se reducía a la escuela de San Jordi,y al bar de" Cal Sac," que gracias a Dios, aun existe,.Y la iglesia detrás del bar ,con sus almenas....Una de las más bonitas y características de la isla Yo era la princesa de aquel castillo que estaba decorado con azulejos con florecitas dibujadas como a mano...y unos santos como muy viejos y antiguos,con mucho oro....
En el bar había una viejecita, muy muy viejecita ,que creo era la madre del "Sac"Era una ancianita,muy delgadita muy poquita cosa, que siempre me daba caramelos con forma de violeta, o de pequeñas florecitas, cada vez que con mis padres nos acercábamos a comprar algo,Aquel recinto era  bar, pequeño colmado ,y un lugar donde se podía encontar de todo. Allí se concentraban las mujeres por la mañana, y los hombres al "sol post" Tan sólo los domingos se juntaban todos....
Pero volvamos a mi historia con aquella pequeña mujer de la que no recuerdo ni el nombre......que me daba caramelos y que me trataba con un exquisito cariño.
Yo siempre he tenido una abundante cabellera ,que mi madre peinaba cada día con esmero, en la acequia de agua que bordeaba la escuela, para regar los cultivos cercanos y donde para que me dejara peinar me cogía ranitas ,que yo tenia en mi mano hasta terminar el peinado que sólia ser: unas trenzas, dos moñitos o una trenza larga como las que llevaban las Ibicencas y un lazo en el extremo. Muchos días cuando mi madre me estaba peinando llegaba la buena mujer, para pasar un ratito hablando con mi madre o simplemete para sacar agua del pozo de la escuela que tenía fama de muy buena
Un día mi madre la dejo que me peinara ,y la buena mujer lo hizo con cariño yen un momento del trabajo suspiró :
-!Si yo tuviera tu cabellera!que bonito pelo tienes . Así no tendría que llevar una trenza postiza. Y al decirme esto dejo de peinarme y me mostró su trenza que era una especie de palo semirigido, al que se enredaban los pocos cabellos que tenía en la cabeza ,y que pasaban bastante desapercibidos tapados con el pañuelo,que todas llevaban para protegerse del sol.
Me deje peinar completamete inmóvil y en silencio. !Menudo descubrimiento!!Una trenza postiza!
Pasaron los días en una rutina paradisiaca, paseos hasta el aeropuerto al anochecer que por entonces estaba en construcción , paseos hasta la playa, misa los domingos mientras yo soñaba que era una princesa....
Un día en la plaza de la iglesia, cuando el sol calentaba las cigarras cantaban,y todo el mundo hablaba con todo el mundo , yo la vi, la trenza! mi secreto!supoingo,debí pensar.... No fui consciente de nada. Tan sólo me solté de la mano de mi madre.y me colgué de la trenza de la buena anciana que estaba sentada a la sombra  en una sillita contra el muro de la iglesia
!Y zas!, todo fue muy rápido!Cogí la trenza que llevaba un lazo gris con rayitas ...y en un segundo me quede con mi trofeo en la mano!
!Su trenza postiza!En mi manita, Mi madre me dio un botón,
La anciana se acerco a mí y me dijo, muy pacientemente
¿-Maca en tornes la meua trena?
Se la dí ,creo que fue la primera vez que sentí no se algo parecido a la vergüenza.!Y se la di ,llorando...asustada.
Con los años muchas veces cuando recuerdo aquella escena de domingo, delante de la iglesia,creo que aquella mujer sabia mucho de la vida
Y que me enseñó: que los enfados no sirven para nada y mucho menos con niños muy pequeños como lo era yo entonces.
Sin embargo a la mañana siguiente ya estaba sacando agua del pozo ,y charlando con mi madre bajo la parra que daba sombra al pozo,comiendo higos que la anciana habia traido ,. Así supe que me habia perdonado y que seguia queriendome.!Como yo a ella!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada