viernes, 17 de septiembre de 2010

Pisando Formentera por primera vez

Las aguas de Formentera eran increíblemente trasparentes,descendí de la escalerilla de la barca mirando los fondos desde la misma...y pensando que la isla de Formentera era como una velita hecha con aceite que era el mar, un montón de sal y la mecha .El montón de sal era la isla Tal como mi padre me había explicado el día anterior..
.Así que mi visión de la isla era algo subrealista pero en algo coincidían....Había mucha sal, los caminos que formaban las balsas para la evaporación del agua y la obtención de la misma estaban repletos de cristalitos de sal.
Para mí que tenia 5 años ,y una mente muy creativa, alimentada por todos los miembros de mi familia, !de cristalitos nada!...!Eran preciosos diamantes!,como los que llevaban las princesas bordados en sus vestidos; de los libros, que yo hojeaba ,y ya medio,medio, comenzaba a leer.....
Mi padre trato de alquilar una bicicleta, pero no había ninguna disponible, con sillín delante ,para mí
Así que paseamos por el puerto y por "El Estanc des Peix" y El Estanc  Pudent....
En el primero, había dos hermanos ,una niña de unos 7 años y su hermano de unos 12 o 13....Los dos tenían una caña,Como las de entonces,una caña de bambú, a la que se le ataba un hilo de nylon con plomos, anzuelos dos o tres ,y una boya de corcho.
Con esas cañas, he aprendido yo años más tarde, lo que era la paciencia, esperar la picada, la emoción que sólo un niño o una niña, puede sentir sosteniendo una caña y su trofeo!El pez pescado!
Aquel día los dos hermanos estaban en la orillita de la playa con una de aquellas cañas cada uno .Tiraban la caña con el cebo,y sacaban dos o tres peces cada vez,Tiraban y otra vez y otra y otra....y otra más.
Mi padre fue el primero que se dio cuenta y se acerco a ellos...y yo detrás....Tenían un cubo de metal repletito de peces vivos nadandounos ,muertos otros,de un tamaño más que regular, pescaban con gambas vivas que cogía la hermana con un cedazo,pues estaban lleno de ellas,los espacios, que quedaban con agua entre las rocas
Los dos hermanos jugaban a pescar y sus padres, que regentaban un pequeño bar,freían el pescado que ofrecían como tapas en el bar...!Pescado vivo,todo un lujo que hoy seria difícil de conseguir!.
Mi padre inquieto, se compro un volantín y también pesco algunos peces...."utilizando gambas que mi madre le cogía"Yo entonces no sabia el nombre de los peces pero eran en su mayoría :mabres, vaquitas,alguna doncella,salmonetes y burritos, .....Se cogían seguidos,Se que mi padre disfruto aquel día,Si hago un esfuerzo puedo ver la silueta de los dos niños a contraluz sacando peces y riendo,y muy eficientes dejándolos en el cubo. Los que pesco mi padre, fueron también a parar al cubo
.Fuimos al bar de la madre de los niños y allí yo tome una "granadina"Eran unos refrescos que se hacían poniendo una especie de jarabe de granadina que el camarero cogía de una estantería y vertía en un vaso con agua fríaY que nada más caer en el vaso del agua, la teñía completamente de un rojo encendido Los había de otros sabores limón, menta, ..pero a mi me gustaban los de granadina que tomábamos en el Bar Dorado al llegar al puerto de Ibiza el primer día de verano.
La madre de los niños nos dijo que la playa más bonita era la de los Pujols...y allí nos encaminamos....Hacia mucho calor era uno de esos días de verano que en Formentera se puede llegar a los 40º con facilidad.
Mi madre me obligaba a  ponerme un sombrero y a bañarme cada poco  tiempo para que estuviera fresca,no me fuera a "dar una insolación"....
Me metía en el agua,salia, cogía conchas,Era agosto y estaban las playas llenas de lirios de las dunas...los lirios blancos. Hice ramos que después tire al mar,le puse lirios a mi madre en el pelo mientras descansábamos en la arena.los oli,los estruje, cogí más,los volví a tirar, los plante....!Y nunca los olvide,cuando cada verano los veo ...pienso en la primera vez que los vi en Formentera,pues en Playa de En Bossa los vi por primera vez ,en mi primer verano en  Ibiza.
Yo no tenia calor, tan solo me sentía feliz inmensamente feliz,Las playas estaban casi vacías,algún pequeño "llaud"rompía la armonía de aquellas aguas,y dejaba una estela blanca jugando con los verdes y azules que se alternaban sobre los fondos marinos.
Desde alguna playa, recuerdo haber visto por primera vez la silueta de "Es "Vedrá"Entre las brumas del calor como una vela gigante de barco y una más pequeñita a su lado.Esvedranell
En las playas, además de lirios blancos, había muchas gaviotas que se acercaban a nosotros.Mis padres les daban trocitos de pan que les arrebataban de las manos.
Mi padre inquieto ,decidió ir hacia San Francés,Pero no llegamos ,nos perdimos, pues no íbamos por la carretera,íbamos a campo través....Mi madre cogiendo higos de todas las higueras que estaban a pie de camino de vez en cuando pasando los tres, unos minutos debajo de alguna higuera para resguardarnos del calor....y darnos un respiro.
Las higueras en Formentera eran inmensas..y estaban apuntaladas por troncos secos de  sabina, para que las hojas y ramas no llegaran al suelo y los corderos y cabras, pudieran resguaradarse debajo; en los días de mucho calor
Ahora cuando como un higo, es como un ritual de recuerdos ,Mi madre disfrutando con ellos, pelandome alguno para mí ,estallando su sabor en mi boca...sus pequeñas semillitas,y su olor, tiene el poder de transportarme a aquel día.....y hacerme recordar aquellas sensaciones...
Casi al mediodía con un calor que debía de supera con creces los 40 º,sin ver el mar y habiendo atravesado parte de las Salinas....llegamos a una casa pagesa. Mi padre les pidió agua para mi.
Recuerdo un pozo,el cubo que salia con el agua de cisterna fresca y con el sabor de la tierra, que a mi siempre me ha gustado.El sabor no insípido del agua,con toques de tierra y cal ,muy delicados me parece un sabor excelente que apaga la sed con facilidad.Y a mí siempre me ha recordado aquella feliz época de mi vida.
En la casa había dos señoras vestidas de pagesa, un señor mayor y un niño más pequeño que yo.
Nos dieron agua, abrieron una sandía enorme , nos dieron sobrasada, pan de centeno ,con olivas trencadas
!Mare de Deu amb aquesta calor!!Mare de Deu......!La mujer que lo decía era pequeñita vestida de gris y negro,no recuerdo su cara,pero si su amabilidad y su dulzura...Todo el mundo era muy amable,nos dieron comida,tanto si queríamos como si no,...También recuerdo una parra que se enfilaba por uno de los extremos del porche encalado de blanco. Mi madre salio de allí con mi sombrero repleto de higos.....
Se que aquel y otros años para Navidad mis padres los felicitaron y mi padre les envió una navaja que creo recordar el hombre mayor le dijo que le gustaría tener
Así era la gente de Formentera, antes del turismo, buena, hospitalaria, afectuosa,entrañable,Lo daban todo,y más a una pareja joven con una niña,...perdidos un día de agosto,de hace muchos, muchos años....
Al caer la tarde y mientras esperábamos la barca ,que nos devolveria a Ibiza,mi padre alquilo una bicicleta y dio vueltas por las balsas de la sal....Yo lo veía recorrer aquellos caminitos estrechos
 El Sol estaba bajando y todo poquito a poco, iba adquiriendo aquel color naranja especial ,que solo he visto en las Pitiusas
Las montañas de sal también se teñían de aquel color caramelo, que iba cambiando hasta el ámbar intenso...
Mis padres.:...mi padre con su mano, rodeando los hombros de mi madre y esta feliz cogiéndome mi maño.
La barca ya llegaba .......Como siempre recordaba la ida pero no la vuelta, por lo que supongo me dormiría.
Por la mañana al despertar sobre la mesa del comedor había un vaso con lirios, de los de Formentera ,sobre la mesa,cubierta con un mantel verde....

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada