lunes, 20 de septiembre de 2010

El final del verano.......1959

Nuestras vacaciones en la isla duraban desde el 21 de Junio hasta el 2 o el tres de octubre.....
Seria finales de septiembre, o los primeros días de octubre,cuando cayó una gran tormenta,con mucha agua,y mucho aparato eléctrico.
A mi madre y a mí nos cogió en el mercado,comprando La gente corría a resguardarse dentro del mercado o en las tiendecitas que ocupaban los dos margenes de las cuatro calles que rodeaban el mercado. Mi madre y yo decidimos salir corriendo, hacia casa ...!Tampoco estábamos tan lejos! Al llegar completamente empapadas, mi padre nos dijo que: estábamos locas...Poco apoco fue escampando,me asome al balcón desde el que se veía el teatro Pereira, aparté la persiana verde,y trate de tocar con las manos, las hojas de los plataneros recién lavadas con la lluvia.!Todo el polvo acumulado,durante los días de calor,había sido borrado con la tormenta.Y un frescor contagioso,se iba adueñando y extendiendo por toda la calle Reselló.La gente iba saliendo,y poco a poco la calle, iba recobrando la normalidad,y de nuevo volvía la vida a ella.,con la gente caminando
Se que mi padre nos dijo a mi madre y a mi, que nos cambiáramos de ropa que íbamos a ver algo espectacular.
Nos cogió de la mano y salimos a la carrera...mi madre protestaba un poco Pero ,a mí aquellas cosas inesperadas !me volvían loca,!pues sabia que algo fantástico diferente extraordinario me esperaba.
Atravesamos toda Vara de Rey, nos metimos por el Rastrillo, subimos por callejuelas completamente mojadas por las que aun descendían riachuelos de agua, sobre las piedras del suelo.
Llegamos al Ayuntamiento,llegamos casi casi jadeando pues habíamos corrido....Yo no veia nada extraordinario....El cielo se estaba abriendo,el mar estaba gris, y pequeñas olitas rompían su espuma,sobre un mar que no era como otras veces, de un azul intenso, si no que era un mar como apagado de un tono que nada tenia que ver con el de otros días ,de un azul intenso y con diferentes tonalidades según los fondos....
Esperar ya vereis.....Mi padre miraba impaciente el cielo,...Podiamos ver los dos faros ,y los acantilados del balcón con los banquitos de piedra donde nos sentamos Uno de los lugares más bonitos de Ibiza
Otra vez se puso llover, y nos mojamos,Esta vez nos resguardamos en los porches del ayuntamiento.No recuerdo el ayuntamiento como tal....Tal vez no estaba allí eso no lo recuerdo Lo que si estaba era el balcón. Exactamente como esta ahora
Cuando dejo de llover, que dejo pronto, El cielo se abrió y unos rayos anunciaron el fin de la tormenta,el sol cada vez era más fuerte....Y un tímido arco iris comenzó a formarse sobre nosotros....Uno no.! dos! haciendo como una bóveda sobre nuestras cabezas..Desde detrás de Ibiza hacia Talamanca,y el otro desde la carretera de San Antonio al mar....Cada vez era mas fuerte y se podían apreciar mejor los colores.....Yo estaba muy excitada creo que era la primera vez que lo veía...o de las primeras,en Olot también se formaron algunos en las tardes de tormentas...Pero aquel era más hermoso aquel era de Ibiza.El de Olot se perdía entre los árboles, y este era inmenso y doble
Poco a poco se fue desdibujando....y yo sentí; la experiencia de la perdida ,que no quieres que se vaya y que deseas que permanezca allí para siempre,
Pero todo tiene un fin...y el de aquel arco iris doble, había llegado....Poco apoco se fue disipando hasta hacerse imperceptible y desaparecer,del todo.
Durante el invierno, dibujo libre que hacia, en el colegio ,!arco iris doble que ponía!....
Mi padre era un ser excepcional había vivido en muchos pueblos de España practicamente uno cada año hasta los 16,!y En los pueblos se aprenden muchas cosas ,como predecir cuando se va a formar un arco iris...Aunque él decía que había aprendido a vivir sin amigos ...pues cuando los hacia ya tenían que marchar del pueblo.Tal vez por eso, era el ser más sociable que yo he conocido, hablaba con todo el mundo,y todo el mundo hablaba con él.Mi madre vivía a su sombra y no destacaba por entonces a mis ojos tanto como él.Pero siempre estaba ahí . Me encantaba oírla reír,por alguna ocurrencia de mi padre...Era muy feliz con él y conmigo...Algún día, contaré sus respectivas historias,
Aquel verano, aun tuve tiempo de ver el campo de Ibiza completamente verde con unas tímidas florecillas blancas como pequeños jacintos de olor delicado que llenaban los lindes de los caminos,los sembrados y todo terreno por donde hubiera pasado el agua de aquella última tormenta...
!Las flores del campo de Ibiza, siempre han sido tan bonitas y variadas!Como un milagro de vida, ante las primeras aguas del otoño.
Aquel verano me entere que los caracoles ponen huevos blancos en la tierra ..tres, cuatro, cinco ,en el mismo agujero Así que yo al final del verano caracol que veía ,caracol que levantaba, para saber cuantos caracolitos tendría el próximo año....
Pero todo lo bueno se termina, y llego el día de marchar para Barcelona.
Ya me podía decir mi madre que vería a mi abuelita y a mi tía !A las que adoraba....!Y a las que habíamos ido a comprar un recuerdo, unas muñequitas vestidas de ibicencas y una cajita de madera de olivo con un pages y una pagesa dibujadas encima
Que yo el último día, me lo pase llorando ,diciendo que no quería regresa y que me quería quedar en Ibiza...Algún cahete me darían...no lo recuerdo
A la salida del puerto de Ibiza nos vinieron despedir algunas amigas de mi madre ,de la escalera ,y de la casa de a lado el señor que nos alquilaba el piso con su mujer y su hijo,un niño más o menos de mi edad.La mujer nos trajo una ensaimada.grande en una caja y las vecinas una cesta con verduras.....
Del viaje recuerdo la salida por la tarde , el sol bastante bajo, mi padre me dejaba estar en cubierta hasta que veíamos Tagomago, la isla ballena como la llamaba él.....Yo estaba triste ,muy triste...Tal vez les diera por ir a Olot !y yo ya comenzaba a necesitar Ibiza!.Que se ha mantenido a lo largo de los años....!Siempre!.
Barcelona entonces era un lugar gris feo y sucio ,donde te hacían abrir las maletas en la Aduana, después cogíamos un taxi e íbamos a casa....Y yo aprendía a cerrar los ojos y soñar con Ibiza....Con los arco iris, las Feixas,los caracoles, los mabres que me comían los pies .La gente amable,la comida,la muralla" Es Muro".Todo formaba parte de mí. !Todo!.
Hasta hoy me emociono de pensarlo,Que una niña pudiera querer tanto a un pedazo de tierra....Y en el colegio, en las clases de geografía ,acariciaba la silueta de la isla  con el dedo,Y recorría el caminito para volver....

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada